Villas históricas

 

Por todo el litoral y por el interior del territorio de A Mariña Lucense fueron asentándose a lo largo del tiempo, primero poblados castreños, luego aldeas que, posteriormente, se transformaron en villas medievales que evolucionaron hasta el día de hoy, convirtiéndose en villas que concentran grandes valores históricos, arquitectónicos y culturales que merecen una sosegada visita.

Destacan en A Mariña tres villas con una gran relevancia histórica que siguen manteniendo un importante vitalismo, siendo polo de atracción para los visitantes por sus atractivos y por las que da gusto caminar por sus calles, tranquilamente, descubriendo el carácter abierto y hospitalario de sus vecinos.

Mondoñedo fué la capital del antiguo Reino de Galicia y también fué la sede episcopal desde el siglo XII. Está declarada Conjunto Histórico-Artístico y esconde un casco antiguo recogido pero con importantes monumentos, destacando entre ellos su catedral. Es además la cuna de escritores como Álvaro Cunqueiro o Leiras Pulpeiro.

Viveiro es una villa con 900 años de historia intimamente vinculada al mundo del mar. Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico y guarda joyas arquitectónicas como la Porta de Carlos V, sus plazas gremiales, el monasterio de Valdeflores y una arquitectura urbana con casas de galerías de gran belleza.

Ribadeo tiene un pasado hidalgo y su casco antiguo conserva hermosos conjuntos arquitectónicos donde se mezclan casas populares de artesanos y marineros con las impresionantes casas indianas de gran valor patrimonial. El conjunto histórico de su casco urbano también está declarado como Bien de Interés Cultural.