Reales Fábricas de Sargadelos

 
Conjunto histórico

Declaradas conjunto histórico artístico en 1972, estas fábricas fueron en sus inicios la primera siderúrgica integral de España.

Antonio Raimúndez Ibáñez, Marqués de Sargadelos, las levantó a finales del s. XVIII, dedicándose inicialmente a fundición de hierro y convirtiéndose, a principios del s. XIX, en fábrica de loza y vidrio.

Este conjunto histórico artístico está formado por la presa, las antiguas instalaciones siderúrgicas, la Casa de la Administración, la Antigua Fábrica de Loza, la Casa del Peso, el Paseo de los Enamorados, el Pazo de Ibáñez, el Camino Real, la Iglesia de Santiago de Sargadelos y el cementerio.

La producción de las Reales Fábricas, destinada principalmente a la producción de armas y munición para la Armada aunque también fabricaba objetos civiles, cesó en el año 1875. De la época de la fundición es la presa que fue construida en 1791 sobre el río Xunco.

La innovadora fábrica de loza introdujo en España formas y decoraciones hasta entonces propias de las piezas de origen inglés. Su implantación en este lugar se debió a la abundancia de caolín, materia prima fundamental para esta industria, a la existencia de bosques, que facilitó el uso directo de la madera en los procesos industriales y a la cercanía del mar, que favoreció el transporte.

En 1794 entró en funcionamiento el primero de los altos hornos de la fundición para la producción de cazuelas, bombas, selectas, y metrallas. En la actualidad, se conservan restos de varios hornos en las cercanías de la Casa de la Administración y del Paseo de los Enamorados.

La antigua Fábrica de Loza se levantó en el año 1804, con el fin de imitar la loza de Bristol (Inglaterra). Y en esa misma época se construye la Casa del Peso, en donde se pesaba la loza para su venta, y el pazo de Ibáñez, residencia del marqués.

La carretera de peaje o Camino Real es de 1849 y va desde las Reales Fábricas hasta el puerto de San Cibrao, siendo la primera carretera de peaje de España.

La iglesia de Santiago de Sargadelos, que se levantó entre 1862 y 1865, es obra del arquitecto Ignacio Contento. Aunque era poco habitual que un autor reconocido realizase una obra en el rural, en este caso el prestigio de la zona por la presencia de la fábrica fue determinante. Próximo a ella se encuentra el cementerio, que conserva varias sepulturas de interés artístico.

A mediados el siglo XX experimenta un nuevo auge de la mano de Isaac Díaz Pardo y Luis Seoane.

En su museo histórico se puede contemplar la evolución de la producción de las Reales Fábricas de Sargadelos y realizar un interesante recorrido por la historia industrial gallega más sobresaliente.

Completa tu visita:

Sargadelos contemporáneo

Museo Sargadelos

Museo histórico de Sargadelos

Audioguía ficcionada de Cervo (viaje en el tiempo sobre el complejo industrial de Sargadelos)