O Fuciño do Porco

 
Mirador

Sendero espectacular por la costa de O Vicedo que alterna pequeñas playas con la costa rocosa de acantilados y cuevas marinas. A través de pasarelas de madera y caminos, nos asoma al Mar Cantábrico desde miradores naturales con maravillosas vistas sobre la Ría de Viveiro.

Desde esta atalaya podremos contemplar las islas Gabeira, a Insua, Coelleira, las puntas del Faro Roncadoiro y Estaca de Bares y divisar al fondo de la ría, Covas, Viveiro y el puerto de Celeiro.

La Punta Socastro es conocida popularmente como O Fuciño do Porco, por el parecido que desde el mar tiene con el morro de un cerdo.

El sendero parte de la playa de Abrela, y tras pasar por la pequeña playa de Porto de Val y la playa de Alegrín, y la antigua cetárea de Medas do Castro, construida en este entorno rocoso para la cría de marisco, llegamos finalmente, a la Punta Socastro, que es un mirador natural sobre la playa de Pereira y Area Grande y la Ría de Viveiro.

El tramo final discurre serpenteante, prácticamente colgado sobre el mar, sobre pasarelas de madera y estrechas escaleras, azotadas con frecuencia por el viento

Destaca en este tramo final, una veta ferruginosa muy oscura que fue explotada en una antigua mina de hierro del siglo XVIII, llamada Testa de Ferro. El mineral acumulado al pie del acantilado abastecía al primer alto horno de Sargadelos.

El sendero termina en la baliza luminosa de la punta.

A partir de septiembre no es necesario reservar

En los meses de julio y agosto, si deseas visitar Punta Socastro, popularmente conocido como "Fuciño do Porco", con el fin de mejorar la experiencia y el cuidado del entorno deberás de realizar previamente una reserva de forma gratuita vía web en puntafucinodoporco.gal

Fuera de esos dos meses y a partir del mes de septiembre el acceso a este accidente geográfico es libre y no necesitarás de una reserva previa.