Tres rutas de senderismo para hacer con niños en A Mariña

A Mariña Lucense es turismo slow. Es disfrutar de los paisajes sin prisas y perderse por los rincones más secretos del norte de la provincia de Lugo.

Si te gusta el turismo activo y caminar por preciosos senderos pero sin riesgo, te proponemos las mejores rutas para ti por el norte del norte. Caminos sin demasiada dificultad para disfrutar de la paz que ofrece este entorno, perfectos también para cuando viajes con niños.

Adentrándose en el mar: O Fuciño do Porco

Una imagen que no se podrá borrar de tu retina, un camino lleno de paz y las aguas del Cantábrico chocando entre acantilados. Suena de lujo, ¿no?

Todo esto se encuentra en Punta Socastro (O Vicedo), popularmente conocida como O Fuciño do Porco debido a la forma de morro de cerdo que avistan los marineros desde el mar. A este lugar se accede realizando una ruta muy corta y sencilla perfecta para realizar con niños.

Una pasarela de madera bien acondicionada recorre las colinas entre acantilados hasta llegar a este mirador que se alza sobre la playa de Pereira y Area Grande. Camina sin prisa y disfruta del fantástico entorno que te rodea. Unas impresionantes vistas de la ría de Viveiro, isla Gaveira y parte de la Costa de la Mariña Occidental, marcarán tu visita.

Para llegar, podrás dejar el coche cerca de la playa de Abrela y tomar la senda azul.

En el caso de que quieras optar por una ruta más amplia, pero aun así sencilla y para toda la familia, a escasos kilómetros se encuentra la Ruta Morgallón Río Sor. 

Naturaleza y artesanía: Ruta da Auga

De dificultad nula, encontramos esta ruta de senderismo en Mondoñedo. La Ruta da Auga comienza en el casco urbano de la localidad, junto a la Fonte Vella, pasando por el barrio de Os Muíños, cuna de talleres artesanos.

Continúa por la carretera hacia los montes de As Bouzas y termina en el idílico lugar del Salto do  Coro, un paraje natural donde se encuentra la cascada del río Valiñadares. Un lugar perdido en el medio de la naturaleza del que no podrás dejar de admirar su belleza.

Esta ruta es de unos 3,8 kilómetros, muy llevadera y perfecta para realizar con niños.

Siguiendo las antiguas vías del tren: Vía Verde del Eo

Sobre los rieles por los que se desplazaba hasta los años sesenta A Chocolateira, locomotora que transportaba el hierro de A Pontenova a Ribadeo, se encuentra la Vía Verde del Eo. 

Esta ruta une la comunidad gallega con Asturias y también es conocida como Ruta del Ferrocarril. Un total de doce kilómetros de bosques de ribera y poblaciones de eucalipto alineados el río Eo conforman esta ruta de senderismo llana, amplia y tranquila para toda la familia.

Los niños lo pasarán en grande cuando tengáis que pasar por los antiguos túneles del tren, pero cabe mencionar que es conveniente llevar linternas. Otros atractivos del camino son el puente colgante, el caseto de la vía y la antigua central eléctrica de O Louredal.

¿Te animas a recorrer A Mariña Lucense? Caminos infinitos entre parajes únicos te esperan para dejarte recuerdos que no podrás olvidar.