Castillo

Fuerte de San Damián

También llamado Castillo de San Damián, fue levantado en el siglo XVII en el lugar que el siglo anterior había ocupado la Torre Nueva.

Mirador privilegiado sobre la ría de Ribadeo, hoy funciona como sala de exposiciones temporales del ayuntamiento.

Tras su construcción y dotación de artillería para la defensa de la ría de posibles ataques por mar, soldados y vecinos hacían las guardias. A principios del siglo XVIII fue destruido por los ingleses y, pese a su reconstrucción posterior, quedó definitivamente en ruinas tras la Guerra de la Independencia en 1809.  Más adelante pasó a ser patrimonio municipal y restaurado. Está considerado Bien de Interés Cultural, conservándose hoy en día el muro exterior, las troneras, el foso excavado en roca y los contrafuertes.